La fiesta

EL TORICO HOY

El torico de la cuerda de Chiva se ha ido modelando con el paso del tiempo para no quedarse obsoleto. Eso sí, sin perder ni un ápice de su esencia. Precisamente, esa combinación de tradición y modernidad es lo que le ha permitido mantener el sabor de la historia junto la imagen de fiesta actual, perfectamente adecuada al siglo XXI.

El torico de hoy es una gran explosión de color y sentimiento alrededor del toro.

El programa de fiestas es un compendio de actividades de todo tipo: verbenas, muestras gastronómicas, actos culturales y exposiciones, momentos para los más pequeños y por supuesto, toros.

En Chiva el protagonista es el toro bravo, y por ello se organiza un concurso nacional de ganaderías, en el que participan prestigiosos hierros provenientes de las comunidades en las que se permite que el toro vuelva a la ganadería después de su paso por algún festejo.

Ese es el toro que mejor se adapta a nuestra fiesta, el toro bravo, encastado, que sabe trabajar, y que tiene en la casta navarra su mejor ejemplo.

Ganaderías de Navarra, Euskadi, Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana han participado en este concurso que se viene organizando desde 2005.

Se realizan cuatro días de torico. Los tres tradicionales, 17, 18 y 19 de agosto, junto al día especial que cierra las fiestas el 25 del mismo mes. A las 7,30 y las 18,30 horas sale puntual el astado que recorrerá el pueblo en un itinerario abierto, aunque perfectamente organizado. La carrera, como aquí se denomina, mantiene su original sentido de incertidumbre, y aunque las paradas en las casas estén predeterminadas, el toro puede circular por cualquier calle, por lo que el peligro es constante.

Se utiliza una sola cuerda que va por delante. La cuerda se corta según avanza la carrera para adecuar el peso de la misma y la cantidad de corredores al estado físico del toro, aliviándolo así y permitiendo que recupere fuerzas para ofrecer su mejor versión de bravura.

La cuerda se remata con la badana, apero de labranza adaptado para el festejo que además corona al toro como rey de la fiesta, pues se reviste de lujo con lanas de colores, espejillos y borlas. La badana evitará tensiones y rozaduras de la cuerda en la testuz, y hará la carrera mucho más cómoda para el toro.

Los mozos llevan el toro por todo el pueblo, como sucediera desde su origen, parando en las casas en las que le esperará la madre, o la amada. El mozo les brindará la carrera y las ofrendará, atando la cuerda a la falleba de la puerta. El toro descansará unos minutos y tras lanzar la cuerda al aire para que la recojan los que esperan en la calle, emprenderá de nuevo su veloz carrera hacia la nueva parada. Mientras, en la casa se agasaja con mistela, refrescos y algún dulce o plato preparado con ilusión por la dueña de la casa, que devuelve así el detalle de haber llevado el toro hasta su puerta.

Los corredores lo guiarán con limpieza, pues el protagonista es el animal, que debe conservar su estado físico para que la carrera sea excepcional. Se evitan los tirones y enganchones, cuidando al máximo estos detalles para que regrese a la ganadería en perfecto estado, y pueda regresar al año siguiente a nuestro pueblo a derrochar bravura.

Al acabar la carrera de la mañana, la dulzaina acompaña a la muchedumbre hasta la plaza, donde se volverán a bailar las torrás y los más atrevidos harán la torre.

Después, los bares del pueblo se llenarán de comensales de todas las edades para almorzar. Este momento es tan tradicional como el propio torico, y será el preludio de una gran fiesta con música y agua a raudales. En sustitución de las antiguas cucañas, puedes esperar cualquier cosa, desde un disfraz improvisado hasta una carrera de bicicletas.

Eso sí, a las seis y media de la tarde en punto el toro volverá a salir a las calles de Chiva, y lo recibirán en perfecto estado de limpieza y orden, pues al fin y al cabo lo más importante aquí es el toro.

Por la noche se rememoran los cantos de ronda, esta vez improvisados, a diferencia de las albaes, que se escriben en castellano por versadores locales y que suponen el chupinazo de estas maravillosas fiestas.

En definitiva, una fiesta antigua con aires de modernidad, que disfrutan miles de personas de diferentes lugares, de todas las edades, de cualquier estado social, unidos de igual a igual.

Algo que solo consigue nuestro Torico de la Cuerda de Chiva.

Dirección

Calle del Doctor Nácher, s/n, 46370
Chiva, Valencia

Descarga nuestra APP y no te pierdas nada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies