Entrevistamos a Miguel Reta, de la Ganadería Reta de Casta Navarra de Grocin

Estamos en tierras navarras donde pasta una ganadería única que en sus animales corre una sangre del as llamadas fundacionales como es la casta navarra y que se ha ganado en Chiva el cariño y respeto de todos por el gran juego de sus animales.

Llegamos a la finca La Tejerina en Grocin (Navarra) bien entrada la tarde, allí nos recibe Miguel Reta, el cual nos muestra la finca y sus animales. A la finca no le falta de nada, esta rodeada de pastos que tienen un verde espectacular, en la zona alta donde pastan las madres de la ganadería abundan las carrascas, las cuales forman un tupido bosque donde las vacas gozan de tranquilidad, además, su placita de tientas, amplias y magnificas corraletas dotadas de sistemas de alimentación y saneamiento de última generación donde se encuentran los machos que lucen espectaculares cornamentas. Abundan los colorados y castaños en todos sus tonos, andan revueltos quizá intuyen que se avecinan cambios en la ganadería. Cambio de rumbo diríamos, pues Miguel y su familia han decidido dejar los festejos de calle para pasar a los de plaza. De este modo, con mucho trabajo e ilusión intentan recuperar esta casta para la lidia a pie, más de cien años después de que dejaran de lidiarse.

Así pues Miguel nos deleita con una estampa espectacular en un claro en pleno bosque, donde a cuerpo limpio llama a las vacas para darles de comer. Estas acuden al reclamo enseguida y allí lo siguen y se acercan a él, una gozada. También podemos ver la corrida con la que debutará el año próximo, la mueve con sus fieles pastores alemanes, los cuales son indispensables para el manejo del ganado, y por supuesto, vemos el lote con el que se despedirá de Chiva.

Una vez echa la visita, entramos al caserío donde echamos un rato entrañable con Miguel y su familia, a la cual agradecemos su hospitalidad, es la hora de la entrevista.

Bueno Miguel, cuéntenos como fueron sus inicios en el mundo del toro.

Todo se lo debo a una persona que hay por aquí, que es mi madre. Ella fue la que me metió el veneno, la que me transmitió su afición y que ahora se queja mucho por la locura que tenemos toda la familia. Pero bueno, principalmente, es por la relación con los festejos populares de la zona, con las becerradas y encierros que se echaban para los chavales en Estella. Posteriormente, yendo a concursos de recortadores y enganchando como pastor en los encierros, y por mi trabajo profesional había una conexión con los ganaderos.

La base de su afición está clara pero a partir de ahí ¿Qué pasos siguió para formar la ganadería?

Bueno pues fue un poco una situación de desafío que vino provocada estando yo haciendo un saneamiento en la ganadería de Nicolás Aranda. Estando allí recibió la visita de tres ganaderos de vuestra zona como eran Vicente Machancoses padre, Lecris y, si no recuerdo mal, German Vidal padre a comprar ganado a su casa. Bueno ante la situación yo le dije que era una pena que se fuera este patrimonio genético, navarro y taurino de aquí, y él me animó a que lo comprara yo; y bueno empezamos en 1997 y hasta hoy.

¿Entonces formó la ganadería con esos animales?

Sí, en principio, fue con las vacas y toros de NicolásAranda. Posteriormente, fui buscando las cinco líneas de Casta Navarra que había en ese momento y fui haciendo la ganadería.

¿Qué cinco líneas eran?¿En qué se diferenciaban?

Pues eran Adolfo Lahuerta, Nicolás Aranda, José Arriazu, Ángel Laparte y Vicente Domínguez. Bueno todo era ganado seleccionado para festejos populares, ósea ganado de calle. Sí que es cierto que para el tema posterior que estamos haciendo de lidia, si que hay unas diferencias muy grandes. Hay algunas ganaderías mucho  más seleccionadas para el tema de calle y otras más mejoradas en tientas y selección para poder utilizarlo en la lidia.

Si nos centramos en la línea de lidia ¿Qué virtudes busca en sus animales?

Bueno pues es difícil porque es un ganado que esta tanto tiempo seleccionado para otra cosa, hacerla servir para la lidia moderna es complicado. En principio lo que busco, que creo que es lo más importante hoy en día, es que sea un toro bravo, yo no busco morfología, obviamente la presión en la selección es más baja en ese aspecto, así que lo que busco es que tenga motor. Pero con dos características principales:

  • que se entregue al caballo, que es muy difícil en lo nuestro porque como la inteligencia les funciona más que el corazón pues es difícil;
  • además, aunque no me gusta la palabra, que tengan cierta toreabilidad, que no sea un animal que se oriente rápido, que se deje.

Hay que tener en cuenta que tienen lidias cortas, quizás por un solo pitón, pero ,al menos, que se dejen en el tercio de muleta que hoy en día es lo más importante.

Y en la línea de calle ¿Qué es lo que más aprecia de sus reses?

Bueno pues ahí sigo la misma línea que busco en la plaza, animales bravos, de echo peco muchas veces de buscar animales muy bravos que en la calle si se entregan demasiado. Se pueden desengañar en el tiempo ya que aquí lo que tiene que buscar el ganadero es la rentabilidad, y la rentabilidad te lo dan los animales que duran a lo largo del tiempo.  Esa durabilidad que se lo da la cabeza, desde mi punto de vista, viene porque tiene un punto de mansedumbre, ya que se dosifica y no se entrega del todo, un toro bravo. Como sabéis, más de diez minutos no dura ya sea en cualquier modalidad de calle o plaza, sin embargo estos, duran cuarenta o cincuenta minutos en la calle porque saben dosificarse. Entonces, si a lo largo de su vida duran diez, doce o quince años pues al final es lo que más rentabilidad te da, pero no es lo que más bravura tiene, para mí es primordial buscar la bravura ya sea en la calle o en la plaza, aunque a veces no compense, sobre  todo económicamente.

Vamos hablar ya de toros de cuerda ¿Antes de bajar a Chiva había hecho festejos de estas características?

Si, estuvimos varios años llevando toros, sobretodo, a Lodosa, muy diferente al tipo de carrera que tenéis vosotros. Yo cuando caí la primera vez en Chiva le dije a mi mujer que había caído en el infierno porque yo no sabía que era aquello. Me encanto la mano que tenéis con el ganado, como sabéis tratar los animales aquello fue magnifico. Es lo que más me enganchó para poder volver porque hay mucho respeto y afición, pero es muy diferente por ejemplo a Lodosa. Aquí son carreras si también de una hora, pero con un toro que va donde él quiere, aquí lo lleváis vosotros, claro ver llevar un toro bravo de esa manera, con esos corredores por delante por esas callejuelas, aquello es espectacular.

¿Qué toro es necesario para triunfar en Chiva, que virtud debe tener?

En Chiva, yo creo que, la virtud que debe tener un toro es saber controlar la situación y no ser dominado. Quizás los toros  más bravos que nosotros tenemos pueden ser muy espectaculares en la salida y en un corto espacio de tiempo. Pero para lo que vosotros os gusta con distintos recorridos, difíciles como los Pitufos, que tienen que trabajar y no enredarse, claro el animal tiene que saber y pensar y no le tiene que pesar la cuerda, es una cosa complicada. El toro tiene que mandar y no ser dominado, para eso hacen falta animales que sepan que hayan estado en la cuerda, que se entreguen lo justo para no venirse abajo, lo máximo para que tengan peligro y lo transmitan a la calle.

En Chiva se ha ganado un buen nombre y se le espera con ilusión, pues en dos años dos premios ¿Qué esperad e este año?

Bueno será complicado, pero vamos con la creme de la creme, habéis puesto el listón muy alto y es muy difícil. Yo solamente con ir ya es un premio, os lo digo de corazón, para mí es un premio es más los de casa lo saben, es que nos arrastráis, es que no solo van los toros, es que vamos todos, porque aquello es la fuerza que tiene la fiesta en la calle. Va a ser muy difícil, yo no voy por premios ni por historias voy porque me lo habéis pedido y me hace mucha ilusión. Además, probablemente, será la última vez que podamos bajar, ya que con la transición que estamos haciendo hacia la lidia no vamos a tener toros de calle, todo se va a dejar para la plaza, bueno que mejor colofón que ir allí y pasar un día bueno.

Para terminar, vamos a tocar el tema «anti», con argumentos en la mano ¿Cómo se puede defender esta fiesta?

Yo creo que ya no hay que decir, tenemos todos un poco de pereza con este tema, estamos asqueados con esta situación. Cuando uno tiene que perder los complejos no hay que defender sino demostrar y enseñar. Para eso hay que trabajar y conseguir que la gente lo conozca en el campo, esto es primordial, sobretodo la juventud. En vuestro caso, que lo estáis haciendo muy bien, con las visitas con los jóvenes, a mí me encanta ver a los chavalillos correr con la cuerda y los carretones, eso es espectacular. Hay que hacer eso, trabajo de formación, pero también es vuestra labor, que a esta gente consigáis llevarlos transmitirles el cariño que le tenéis al animal. Porque si algo se cuida en Chiva es el toro, aunque parezca lo contrario. Yo creo que es la localidad que más seriedad y más respeto tiene al animal, lo que hay que hacer es trabajar y perder los complejos.

Bueno Miguel ya sabes que en Chiva siempre te encontrarás como en casa y tendrás las puertas abiertas cuando quieras.

Hombre, pues muchas gracias.

Fotografía: ElAlbero-LACOPE & Peña Taurina El Torico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies