Chiva. Bastión de ritos y “garroferas” centenarias

Si hay dos emblemas con los que se pueda identificar la gente de Chiva, son una Virgen y un toro

La primera se ubica en la entrañable ermita “de la Loma del Castillo”, en un cerro mágico, que destacó Cabanilles como el mejor mirador del “Pla de Valencia”.

Una Virgen negra que ha sido venerada en toda la zona desde, por lo menos, el siglo XIII. Por otro lado, el “Torico de la Cuerda”, se idolatra desde tiempos inmemoriales, en un festejo que encierra una gran variedad litúrgica y significación.

Así, además del rito de paso que supone el llevar el toro a casa de la amada, son importantes otros elementos culturales, que en él se desarrollan, como las “Albás” y las “Dianas”, las “Cucañas”, las “Torras” (danzas del XVI) o las “Torres”; también delicias como las “Doseticas” o las “rosquilleticas del toro” que constatan su rica gastronomía “de frontera”, como su habla “Churra”, con platos como la “Olla pataca”, el “Mojetico Abadejo” o el “Pisto de Alubias”. Así como, sus excelentes vinos y, sobre todo su “mistelica”.

Otras costumbres reseñables serían los “Sagatos” en los Santos Medios, o los “Calderos” de Nochebuena, o la corrida de la traca la “Mañanica de Pascua”, o las “Enramas” nupciales, o el “tiro a garrote”, o la “Jota chivana”

Patrimonio monumental

Por otra parte, en cuanto al patrimonio monumental, hay que destacar la iglesia arciprestal, que acoge la mayor colección del gran pintor del XVIII José Vergara; o restos de la muralla como la “Torreta”, en el medieval barrio de “Bechinos”. Aquí también se encuentra el “Palacio de los Duques de Medinaceli” o el “Lavadero”.

En la plaza y siguiendo un atractivo recorrido, está la fuente modernista de los “21 chorros”, junto a la “Balsa de los patos”, “La Mutua” o esculturas como la de “E. Ponce” o “García Navarro”.

Subiendo al castillo “de los Entença”, destaca un interesante “Calvario” y arriba, las sugerentes ruinas del estratégico bastión, escenario, entre otros episodios bélicos, del mayor ocurrido en nuestro territorio, “la batalla de Chiva”, en la segunda guerra carlista; cuando recibió el título de “Villa”, “Muy leal, honrada y valiente”.

Allí también se encuentra un yacimiento eneolítico que sirve para datar el origen de un pueblo con solera, tradicional cabeza de partido judicial. Siguiendo el barranco aguas arriba, desde el “Manantial de S. Isidro”, se encuentra uno de los pocos vestigios de lo que fue el principal centro de cerámica “de basto” valenciano: la “Alfarería Muñoz”.

Chiva, un paraje natural

Pero el verdadero tesoro de Chiva es su término, uno de los más vastos de la región, sobre todo sus montes, donde se encuentra el pico más alto de la Comarca, el “Santa María”, numerosas fuentes, simas, ramblas y yacimientos arqueológicos, como el de “la Cueva de las vacas” o elementos de piedra en seco, como la “Nevera”.

Esta Sierra “de los bosques”, ha sido declarada “Paraje Natural Municipal”, por gran diversidad biológica y valor ambiental y es el marco ideal para el senderismo y los deportes de aventura.

La zona oriental es más llana, con algunas elevaciones como la “Sierra Perenchiza”, encontrando, bellas masías como la de “Aldamar” y más de 20 urbanizaciones, entre las que se encuentra “El Bosque” con su importante campo de golf. Es el terreno también de las “Garroferas” centenarias, esas que aquí se prodigan más que en ningún otro lugar del mundo; tan antiguas como la Virgen el “Torico”.

Dirección

Calle del Doctor Nácher, s/n, 46370
Chiva, Valencia

Descarga nuestra APP y no te pierdas nada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies