Como todos sabemos y queda de manifiesto en el Centro de Interpretación del Torico (CIT), la fiesta del “Torico” es un acontecimiento cultural de primer orden que ha generado o influido en la creación musical, plástica o gastronómica, entre otros campos; convirtiéndose en nuestra principal riqueza patrimonial.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en su reflejo en el arte pictórico, en concreto vamos a referirnos a las obras que posee el CIT, de esta temática, de nuestro paisano Manuel Mora Yuste (1932-1997); quizá, el autor que con más profusión e intensidad ha representado nuestro festejo, a lo largo de toda su trayectoria.

De Mora conservamos, además del propio logotipo de la Asociación Peña Taurina El Torico (actualizado recientemente por otro gran diseñador chivano: Manolo Sánchez), obras en diferentes formatos y soportes, como las decoraciones en garrotes y abanicos; o las impresiones en programas de fiesta, lotería u objetos de merchandising (ya los analizaremos). Incluso algunas, realizadas con materiales o técnicas excepcionales en su dilatada producción, como el mismo panel de azulejos cerámicos que decora el exterior de los Toriles (de 170 x 150 cm).

Este trabajo lo realizó, por encargo, en 1968, para enriquecer este singular espacio cuya construcción se acababa de terminar definitivamente, aunque fue inaugurado dos años antes. Precisamente el boceto original fue adquirido por Juan Morea y adorna su casa; una pintoresca vivienda de arquitectura tradicional, que forma parte del recorrido externo del CIT: “La cuerda que nos une”.  Así mismo, siguiendo la misma ruta, podemos ver, en el interior del Kiosco Saus, el espectacular mural que decoraba el antiguo café  El Madrileño, pintado en 1958 y restaurado, por el mismo autor en 1965.

Pero sin salir del CIT, también podríamos destacar otra pintura, en otro soporte sorprendente: un plato de madera, cedido por Silvino García y que forma parte de una serie que pintó, a mediados del pasado siglo, para la tienda que sus padres poseían en el antiguo callejón conocido, precisamente, como Rincón de Mora.

En otros artículos seguiremos hablando de la obra pictórica de este gran artista que se dedicó, entre otras cosas, a plasmar el paisaje, las gentes y las costumbres de nuestro pueblo. Un creador que formó parte de la vanguardia artística valenciana de la segunda mitad del siglo XX, y cuya trayectoria se caracterizó por la búsqueda reflexiva y experimentación; por la progresiva síntesis, desde el más tradicional realismo, hasta rozar la abstracción en su etapa final, la más desconocida y donde logra la máxima expresividad. Este itinerario artístico y vital, de esencialización, hasta captar lo anímico, queda muy bien reflejado, también, en sus originales realizaciones dedicadas al Torico y todo su sistema ritual, como veremos próximamente.

JCM.

Centro de Interpretación del Torico. 

 

Boceto del panel de Toriles

Boceto panel Toriles

Mural Mora Yuste

Mural Mora Yuste en Kiosco Saus

Plato pintado por Manuel Mora, junto a Merchandising y libros, algunos decorado por el mismo autor.

Plato pintado por Manuel Mora, junto a Merchandising y libros, algunos decorado por el mismo autor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

This function has been disabled for El Torico de la Cuerda | Asociación peña taurina.