Ya ha regresado al Centro de Interpretación del Torico (CIT), tras la dignísima restauración, ejecutada por nuestro paisano Rafa Tarín, la talla dieciochesca de San Roque. Esta imagen procesional que, en su día, custodiaba el antiguo templo de San Miguel, ha recuperado todo su esplendor, gracias a la respetuosa intervención del especialista chivano que ha limpiado la pieza y recuperado alguna de sus  partes dañadas o deterioradas; tanto del santo franciscano, como del ángel que lo acompaña en el mismo conjunto escultórico y de su perro Melampo. Este último, por supuesto, porta en su boca el característico rollo sanador, atributo del taumaturgo a quién se dedican los festejos de agosto.

Tras ésta restauración la parroquia de San Juan Bautista, representada por el sacerdote Don José Javier Costa Catalán, ha vuelto a firmar con la Asociación Peña Taurina El torico un documento de cesión temporal gratuita, por otro año. De esta forma, los visitantes podrán disfrutar de esta simbólica escultura, que sin duda es el objeto más antiguo y significativo de los que acoge el espacio museístico, que forma parte de la Etnoxarxa o red de museos etnológicos de Valencia.  Además la entidad religiosa también ha facilitado dos grandes peanas de madera para exponer esta figura y la de la Virgen de la Asunción que cedió al CIT, hace unas semanas, como ya destacamos, el coleccionista Carlos García Higón.

La Peña, por su parte, se compromete, por supuesto a la conservación en perfecto estado y la protección de esta singular obra. Un compromiso adquirido, igualmente, con los cesionarios del resto de entrañables piezas que acoge nuestro centro.

Como sabemos, Roque, recorrió la actual Italia y se dedicó a curar y atender a todos los enfermos de la peste, que asolaba Europa. Incluso, el mismo, como evidencian las úlceras que muestra, fue víctima de esta enfermedad, de la que sobrevivió milagrosamente. De ahí que su devoción, como santo protector de las epidemias, se propagara a partir del siglo XV, siendo su onomástica, precisamente, el 16 de agosto. Es además protector de peregrinos, enfermeros o cirujanos, entre otros.

Así pues, esta reseña nos resulta apropiada para aprovechar y recordar, de nuevo, que, debido a la situación sanitaria actual, las visitas al centro son concertadas y con un número limitado de personas. También que pueden recorrer solos o acompañados de nuestro guía, la historia de nuestra fiesta y de nuestro pueblo y sus espacios y monumentos más emblemáticos. Ésto, a través de los paneles interpretativos, dotados de códigos QR, de la ruta urbana externa La cuerda que nos une, que complementa a la colección que se expone en el CIT y su sala de exposiciones temporales de Los Toriles, ahora en obras.

JCM.

Centro de Interpretación del Torico

Talla de San Roque. Fotografía de Enrique Herranz

Imagen restaurada de San Roque.

San Roque en el CIT, antes de la restauración.

Fotografía de la talla de San Roque en el CIT, antes de su restauración.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

This function has been disabled for El Torico de la Cuerda | Asociación peña taurina.