Entre los elementos que conserva el Centro de Interpretación del Torico (CIT) tenemos que citar la colección de libros de festejos, desde 1947 hasta la actualidad, donados por diferentes vecinos (Joaquín Rodrigo, Carlos García y Luis Fenech). En estos interesantes documentos históricos podemos encontrar fotografías y artículos relevantes por su especificidad, su simbolismo o su calidad. De entre todos ellos, hoy, queremos hablarles del ejemplar de 1969, un programa interesantísimo, al que, seguro, volveremos en otras ocasiones, y que atesora artículos soberbios, como los que escriben Enrique y Pedro Nácher.

Precisamente, en esta ocasión, queremos recuperar el de éste último (Pedro), que lleva por título: La Cuerda, y del que entresacamos, en su día, alguna frase sugerente, para incluirla en la musealización del CIT, impresa en vinilo, con el fin de potenciar el mensaje emocional de este espacio etnológico:

La Cuerda.

Días antes de la fiesta y en el escaparate de siempre, los chivanos pueden contemplar la altiva cabeza de un toro de casta con la “badana” multicolor sujeta a la cepa de sus cuernos por un lazo simple. De ella surge la cuerda, casi la maroma, arrollada cuidadosamente bajo la formidable testa.

Para mí, estos escasos metros de cáñamo trenzado, han representado siempre el punto donde la fiesta se centra y aún diría más: la longitud donde los chivanos han podido hallar, en cierto sentido, la medida de sus propias vidas.

Es en agosto cuando la cuerda deja de ser el ordinario y gris elemento de trabajo para convertirse en un reto acuciante y peligros. Por uno de sus extremos se halla unida a un toro de quinientos kilos y en su resto se ofrece a los hombres, silenciosa y, en ocasiones, terriblemente corta.

La cuerda del toro conoce la mano sudorosa del que, venciendo el miedo, ha llegado hasta ella; conoce la mano firme y autoritaria del hombre valiente, la del atolondrado adolescente, la del hombre maduro que no puede eludir el reto. Conoce también la tensión de las fuerzas opuestas, el triunfo del toro cuando consigue desasir de ella a todos los hombres y el triunfo de los hombres cuando, tirando de sus fibras trenzadas, conducen y dirigen la furia de la bestia.

Saben de la majeza de los mozos que la cortan en pedazos para acentuar el riesgo y sabe, en fin, de la sangre y de la muerte.

 

JCM

Centro de Interpretación del Torico (CIT)

 

CIT. Vitrina.

CIT. Vitrina.

Programa fiestas 1969. Clavarios. Caricatura de Villana.

Programa fiestas 1969. Clavarios. Caricatura de Villana.

Programa fiestas 1969. Clavarias

Programa fiestas 1969. Clavarias.

Programa fiestas 1969. Junta directiva. Caricatura de Villana.

Programa fiestas 1969. Junta directiva. Caricatura de Villana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

This function has been disabled for El Torico de la Cuerda | Asociación peña taurina.